top of page
  • Foto del escritorSonia Luengo

La (cruel) experiencia de opositar

La experiencia de opositar puede presentarse en cualquier momento de la vida y por muy diversas razones. Sin embargo, la vocación de opositar no existe como tal, aunque no se puede descartar que haya personas que le encuentren el gusto a esta actividad que la mayoría describe con calificativos poco alentadores.




Seamos sinceros: opositar es duro. Y no sólo por el esfuerzo mental que supone el estudio; la experiencia de opositar está plagada de inquietudes, soledades, nervios, frustraciones, impaciencia…Tomar la decisión de prepararse unas oposiciones debe hacerse con una cierta idea de lo que viene después. Hay que estar preparado para prepararse la oposición.


Existen muchas maneras de afrontar una oposición. Las academias tienen su base de negocio en la preparación de opositores y para algunos puede ser en principio una buena solución. Otros prefieren acudir a un preparador personal con experiencia. Por último, los más atrevidos, se internan en la jungla de las oposiciones solos y a pecho descubierto. Sea cual sea el método elegido, el fracaso puede estar esperando agazapado y a veces alcanza al opositor y lo devora.


¿Cuáles son las razones más comunes de abandono o fracaso en un proceso selectivo?

1.       El opositor no se informó adecuadamente antes de dar el paso.

2.       El opositor no se organizó ni se planificó adecuadamente.

3.       El opositor carecía de sistema o método de estudio.

4.       El opositor no contaba con los recursos necesarios (tiempo, temarios actualizados, materiales de evaluación, pautas, documentación, etc.)

5.       El opositor no aguantó la presión e hizo crack.


 

Las oposiciones a bibliotecas no son ni más fáciles ni más difíciles que otras. Parte de la dificultad está siempre dentro de la cabeza de los opositores. Aprender nuevos conceptos y responder preguntas sobre ellos es un proceso que no parece tener demasiado misterio. Una parte importante de nuestras vidas la hemos dedicado a ese proceso. Deberíamos estar acostumbrados, pero no es así porque en las oposiciones tenemos «oponentes»: no estudiamos sólo para aprobar un examen, si no para demostrar que sabemos más que los demás y que merecemos la plaza más que otros.


En liberacción.com simpatizamos con los opositores a bibliotecas y les decimos: sí, hay demanda de bibliotecarios y , los procesos son duros. Sin embargo, con nosotros el opositor se sentirá menos solo, con menos inquietudes y nervios.


Ayudaremos al opositor a organizarse y sacar el máximo provecho de su tiempo. Ayudaremos al opositor a pasar las pruebas y a obtener finalmente su plaza. Ayudaremos, en suma, a eliminar aunque sea un poco, la dificultad de la cabeza del opositor.


Si estás pensando en prepararte una oposición de bibliotecas contacta con nosotros sin compromiso. Tu tienes la llave, nosotros sólo te acercamos a la cerradura.






13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page